Redacción Médica recoge y analiza el estudio que publicó recientemente The Lancet sobre la calidad de la atención sanitaria en el mundo en relación a datos del año 2016. En su estudio, The Lancet estudia la calidad del sistema en todos los estados del mundo, comparando datos de 32 causas de muerte que pueden ser curadas con una buena atención médica, con lo que adjudican una puntuación de 0 a 100.

En su informe España recibió una puntuación de 92, lo que la coloca en el puesto 19, mientras que en 2015 se situó en el 10º lugar. La publicación indica que este descenso puede explicarse porque este último estudio incluyó más variables para adjudicar la puntuación, y que la media global ha aumentado significativamente debido a las mejoras en la sanidad de los países del África subsahariana y del sudeste asiático.

Respecto a las áreas en que la sanidad española es superior se encuentran el tratamiento del tétanos, la apendicitis, el sarampión o la tos ferina, con una puntuación máxima de 100. También en el tratamiento de la epilepsia y la diabetes, la sanidad española es superior a la mayoría de países.

Las áreas en que el sistema sanitario del país obtuvo la peor puntuación se encuentran el tratamiento del cáncer de piel (57 sobre 100 puntos), el del cáncer de cérvix (60) y el de cáncer de testículos (79). En cuanto a la calificación en el tratamiento del cáncer de piel, la mayor parte de países obtienen bajas puntuaciones; ante esto los autores del estudio indican que la recogida de datos es mala actualmente y se ha de mejorar debido a la alta incidencia de la enfermedad, y también podría indicar que los recursos que se dedican a esta enfermedad son inferiores a los dedicados a otras.